Rufus Wainwright – Want Two

want-two.jpg

Hoy, buena música. “Want Two”, por Rufus Wainwright.

Blablabla “vodevil carnavalesco”, blablabla “pequeñas joyas de orfebrería pop”, blablabla “registro vocal con ecos de Thom Yorke y Nick Drake”, blablabla “homosexualidad militante”, blablabla “administra sabiamente standards con colaboraciones con Antony”, blablabla “digno heredero y sucesor de una rica tradición familiar de songwriters”, blablabla… Ya está todo dicho sobre Rufus Wainwright así que para qué añadir más ruido.

Si lo que quieres es escuchar pop del bueno, del que te va a gustar y te va a animar el día, que además te va a servir para amenizar las charlas con tus congéneres, dejándoles caer un nombre que posiblemente no les suene de nada, hacer hincapié en que escuchas música cool y homófila y (lo más importante) para todos los oídos (diantres, le gustaría hasta a mi madre) te lo bajas, lo escuchas y a continuación vas y te lo compras, que el pobre hombre necesita comprarse más ropa cara (qué buen gusto y qué percha tiene el jodido).

Y si no te gusta no sé qué cojones haces leyendo este blog, pásate a Claves Para Sobrevivir A Cristina Aguilera o al gilipollas de Melendi.

B.S. del día: “Old Whore’s Diet”, “Crumb By Crumb”, “Agnus Dei”, “The Art Teacher”… qué más da, si te van a gustar todas…

———————————————————————————————–

En otro orden de cosas, fotos sobre el proceso de construcción-deconstrucción del peinado que más ha molado estos carnavales… Qué pena penita que no hubiera nadie para disfrutarlo… La perraca de britney Spears ha tomado buena nota y lo ha imitado, añadiendo un par de tattoos a la ecuación pero, se siente, señora de Federline, uno llegó antes y con más estilo.

El cordero sigue sabiendo a mierda envuelta en lana. No lo consumáis. De esa manera le dejarán de hacer experimentos raros que me tendré que acabar comiendo yo.

Este fin de semana toca. A ver si es verdad.

Carmen no sabe aún que no voy a poder ir al quilombo de Virginia. y eso que hemos estado juntos hoy casi todo el día…

Josemit, yo no habré tenido nunca un portátil, pero tú tampoco. Eso que tienes tú se define mejor como “ordenador de sobremesa pequeñito”.

Número de familiares en el extranjero: 1 (pero sin portátil)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s