South Park

south.jpg

Hoy, serie imprescindible. South Park.

Asociada siempre al recurso del caca-culo-pedo-pis, considerada como una serie únicamente irreverente, la credibilidad de sus creadores en duda por un par de películas lamentables, de chiste fácil y sal gruesa… ¿Una de las series más inteligentes que se hayan hecho nunca? Yo creo que sí. Veamos por qué.

Es cierto que nos encontramos con los gags más salvajes de la televisión (en dura pugna con Jackass, pero sólo tal vez), pero si rascamos un poco nos encontramos con un bonito fresco de esta nuestra bella sociedad. No es la crítica por la crítica ni dar palos de ciego con la coartada de ser los más bestias del barrio ni la defensa de una perspectiva política H o B (aquí recibe palos todo el mundo), sino situaciones adultas vistas desde un pisto de vista adulto. Una serie para adultos, vaya.

Anorexia, bulimia, homofobia, el derecho a tener armas y utilizarlas, el uso de células madre, racismo, bullying, religión, tradiciones, estados policiales, corrección política, globalización, las multinacionales y el efecto franquicia, derechos humanos, el respeto a los demás, educación sexual tradicional, minusvalías, refugiados, pederastia, boy bands, derecho de la personas deformes a ganarse la vida dignamente o veganismo, expuestos con una visión sorprendentemente objetiva, se alternan con temas menores como cuántas veces se puede llegar a decir la palabra “mierda” en un episodio (137, creo recordar), la muerte de Kenny (hijos de puta), el Señor De Los Anillos o lo cabrón que puede llegar a ser Eric Cartman.

“No confío en un animal que sangre durante siete días y no muera” “-¿Qué pasa, Thom (Yorke)? -Un niño de South Park nos escribe diciendo que está muy enfermo, y eso me ha puesto muy triste” “Que den un paso adelante los que tengan a su abuela viva. No, niña, vosotras no…” “¡PORNOGRAPHY ES EL MEJOR DISCO DE LA HISTORIA!”

Y al final, como siempre, los únicos que tienen una visión clara y lúcida son los niños. Los únicos sensatos en este planeta, los únicos que no consideran racista una bandera donde cuatro blancos ahorcan a un negro porque sólo ven a cuatro personas ahorcando a otra. Grande.

B.S. del día: “Ankle Injuries”, por Fujiya & Miyagi, del album “Fujiya & Miyagi”. Hipnótica. Adictiva. Moderna. Fujiya. Miyagi. Mola.

——————————————————————————————————————————

En otro orden de cosas, mola ir cargado como una burra a clase de alemán y sin comer y descubrir que Patricia ha elegido ese día para hacer qué sé yo con Quique, el niño de los siete años eternos. Bueno, bien pensado, no mola tanto.

Para todos aquellos que se pregunten cómo ha quedado el tema del pelo y qué hay debajo de la gorra la respuesta es sencilla, algo parecido a la foto de hoy.

Para mañana se fastidió el tema de Virginia. Una pena, tenía ganas de ir. En serio. A ver qué tal nos sale la segunda parte del italiano.

¿Se apunta alguien más al concierto de Héroes?

Mañana, película interesante. The Host.

Número de familiares en el extranjero: 1. ¿Conseguiremos hablar con él?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s