Las Peores Películas Que He Visto En Mi (Puta) Vida (y 6)

crash.jpg

SEMANA TEMÁTICA: Las peores películas que he visto en mi (puta) vida (y 6)

Hoy: “Crash” (2004), por Paul Haggis, género drama.

Según los escoceses, el Haggis puede ser
1.- un pequeño roedor autóctono parecido al Jerbo. Simpático
2.- una especie de morcilla rellena con carne. Sabroso
3.- una touroperadora que te muestra las highlands montado en un autobús. Divertidos y entrañables.

Yo añado una definición más,
4.- apellido de un director de medio pelo que hasta 2004 sólo había participado en producciones en la televisión y que muy bien podría haberse quedado ahí. Patético.

Una vez más (y van…), la Academia de las Artes y yo no coincidimos. Premiaron esta película como la mejor de 2004, una cosecha no especialmente prolija pero que sin duda merecía ser recordada por otras películas (“Brokeback Mountain”, “Syriana”, por poner dos ejemplos). En lugar de eso premiaron a esta película tramposa y maniquea como pocas he tenido el disgusto de ver.

Detrás de una supuesta estructura de fábula (vaya, tres de las seis peores películas que he visto son fábulas, creo que empiezo a ver una pauta…) se nos trata de aleccionar sobre la bondad del ser humano y sobre los problemas de la sociedad actual y… qué me sé yo, si al final de la película resulta que los buenos son malos, que los racistas son tolerantes, que los más abiertos de miras son superrancios y casi sorprende que los negros al final no sean blancos y viceversa.

Un guión sin pies ni revés nos hace creer que la gente buscamos contacto humano pero, tontos que somos, sólo sabemos encontrarlo dándonos golpes de coche los unos con los otros y poniendo felices a los de las aseguradoras. Y al final va y nieva y todo. ¿Por qué no se ponen a cantar los protagonistas? Afortunadamente, nunca lo sabremos. De la estructura narrativa y la falta de tensión que hablen otros, a mí me aburrió soberanamente.

Las ¿actuaciones? de Sandra Bullock en el papel de mueble bar con dos líneas de diálogo y una escena en la que sale de espaldas y de Brendan Fraser con diálogos parecidos a los que ya tuviera en “George de la Jungla” y “El hombre de California” terminan de rematar la faena y las pocas neuronas o ganas de vivir que nos pudieran quedar después de ver la película. Si es que hemos llegado a sobrevivir a la experiencia, claro está.

Hay películas peores, pero pocas tan pretenciosas y con tan poco resultado como esta.

Y ni se os ocurra confundirla con “Crash”, por David Cronenberg. Por amor de Dios, eso es una película.

Recomendación para contrarrestar los efectos de ver esta película: “Grand Canyon”, por Lawrence Kasdan y “Vidas Cruzadas”, por Robert Altman, dos dramas corales bien hechos. No como este bodrio.

B.S. del día: “Harrowdown Hill”, por Thom Yorke, del album “The Eraser”. Por nada en especial.
———————————————————————–

En otro orden de cosas, se acabó la semana temática. Muchas gracias a todos/as por los comentarios y a Víctor por permitir que esto sea posible. El martes, una palabra bonita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s