Epicurus, El Sabio

Hoy, comic indispensable. “Epicurus, El Sabio”, por William Messner-Loebs y Sam Kieth.

En el mundo del arte hay obras maestra absolutas y no hay que darle más vueltas. Grandes películas de difícil comprensión para el gran público pero que vienen avaladas por LSCE, o impresionantes cuadros que rompen con un estilo y marcan la pauta a seguir o comics definitorios que suponen un antes y un después en la historia.

“Epicurus El Sabio” son dos volúmenes pergeñados por Messner-Loebs y Kieth poco conocidos para el gran (y pequeño) público. En ellos se nos narran los problemas que encuentra Epicuro, sabio y filósofo de la edad de oro de la antigua Grecia, para poder crear una escuela propia de pensamiento. Esto, que dicho así suena a todo menos a interesante, se ve salpicado por un par de encargos que le realizan los dioses, ya que el comic asume que dioses y humanos llegamos a compartir territorio e intereses.

Con un dibujo alejado de los cánones habituales de belleza pero tremendamente simpático y un guión ágil y entretenido, vemos un desfile de personajes históricos y no tanto como un nervioso y recurrente Platón, un sobrado y pasota Sócrates, al altivo Aristóteles, un jovencísimo Carlomagno que apunta maneras, al sátiro Zeus que fecunda todo lo que se pone a tiro y una interesante colección de figuras mitológicas y subtramas que configuran un comic interesantísimo con el que sorprender a tus conocidos.

Su lectura no te quitará más de veinte minutos de tu vida y te dejará un recuerdo que permanecerá mientras vivas.

“Epicurus El Sabio”, pequeña obra maestra y no hay que darle más vueltas.

En la foto, yo travestido de profesor Frank’N’Furter después de haberle mangado a alguien un sombrero de bruja. En cuanto consiga las de cuerpo entero habrá más.

—————————————————————————

En otro orden de cosas, es cierto, siento un placer epicúreo cuando hago puzzles. Coloco una pieza y eso me produce satisfacción, pero cuando pienso que aún puedo colocar otra y otra más y que con ello me queda menos para lograr el objetivo la satisfacción aumenta y veo que el placer que puedo obtener de ello tiende al infinito. Raro, ya lo sé.

Me he levantado filosófico. Podría ser peor: podría haberme levantado histórico. y eso es insoportable.

Objeto entrada para Wilco: CONSEGUIDO.

Numero de familiares en el extranjero: 2. Santy, where are you?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s