Yankee Hotel Foxtrot – Wilco

Hoy, buena música. “Yankee Hotel Foxtrot”, por Wilco (actualización coyuntural).

¿Quién me iba a decir a mi que me iba a acabar gustando el country? De acuerdo, lo de Wilco tal vez no sea country sino Americana, AOR, alt-country o flores de colores, pero me agrada pensar que mi gusto es tan cosmopolita como para incluir el country. Y ni me mencionen a Coyote Dax ni Billy Ray Cirus.

Wilco se nutren de medios tiempos pertinentes y descargas de emoción. Con letras que tratan sobre la tristeza, la pérdida y las drogas, hacen que te entren ganas de coger una acústica y tocar con tus amigos o hacer headbanging sin que el conjunto se desdibuje o resienta.

Hay que admitir que no son un grupo de escucha fácil, no entran a la primera ni mucho menos, pero yo quiero cantar como Jeff Tweedy. El bueno y estulto de Jeff pertenece a esa estirpe de cantantes que nos pueden caer como una patada en las gónadas, pero que encaran el micro no sólo como si de verdad se creyera lo que dice, sino como si además se lo pasara bien.

Y si no nos gusta jugar a los críticos y apreciar conjuntos debemos quedarnos con canciones, y de eso andan sobrados. En caso de que “I Am Trying To Break Your Heart”, “Jesus, Etc.”, la saltarina “Heavy Metal Drummer”, “I’m The Man Who Loves You” o “Poor Places” no cumplan con su misión, con Wilco podría hacer uno de los mejores “grandes éxitos” de mi disco duro (“Spiders (Kidsmoke)”, “At Least That’s What You Said”, “The Late Greats” o la terrible “You Changed”).

Comparados hasta la saciedad con Radiohead por las letras oscuritas, el acertadísimo manejo de la tensión dentro del cuerpo de un tema y una produccón llena de capas, ruiditos y waka-waka y elevados a los altares después de dos discos imprescindibles y un interesante documental sobre la creación del primero de estos, se han ganado un hueco entre mi discografía para siempre. A ver lo que tardan en perderlo.

Me ha costado mucho decidirme entre “Yankee Hotel Foxtrot” y “A Ghost Is Born”, ambos perfectos en su imperfección y con los mejores arranques desde “Airbag”. Pero al fin y al cabo es el segundo disco de Wilco que reseño, esto no es “Claves Para Sobrevivir A Wilco” y “YHF” tiene un cierto valor sentimental y eso pesa.

Siempre pesa.

En la foto, Jeff Tweedy, cantante de Wilco y mi ex-cuñado Agustín, a quien quiero, valoro y aprecio por partes iguales pero a quien le he encontrado siempre un cierto parecido físico con el Illinoisita. ¿Quién es quién?

———————————————————————————————-

En otro orden de cosas, mi compañera de trabajo me confesó el otro día, de manera totalmente espontánea, que era feliz.

Pienso mucho y muy a menudo en la naturaleza de la felicidad. Siempre he creído que eres consciente de que eres feliz precisamente cuando dejas de serlo. Es por ello que trato de fijarme en los detalles, de disfrutar las pequeñas cosas, de extraer placer de cosas insólitas, ya sabes, oler las flores y toda esa mierda. Vengo de una familia en la que siempre hemos aplicado la máxima de que a las penas, puñaladas y en la que nos hemos tratado de reir de las situaciones más espantosas. Porque es la única manera de no hundirte, de sobrevivir, de seguir siendo feliz. Así pues, y sin necesidad de motivos especiales ni situaciones únicas, trato de llevar mi vida, feliz, aprovechando cuando la cosa va bien. Y cuando no va tan bien… pues to grin and bear it, eso es todo, que las penas se acaban pasando en tres días.

Y usted, ¿es feliz?

Número de familiares en el extranjero: 1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s