Robot Chicken

Hoy, serie esencial. Robot Chicken.

It’s Alive!

Era verano del año pasado cuando Josemit vino a España a darse una vuelta para vernos. Pasó unos días en Madrid y otros tantos en Barcelona y todo fue como siempre, intenso, divertido y terriblemente malvado. En nuestro enésimo abuso de la hospitalidad de César nos habló de una serie que había conocido, una serie de animación para adultos de la Cartoon Network y la verdad es que, pensado en frío, la cosa no pintaba especialmente bien.

“Robot Chicken” es una serie de animación por stop motion protagonizada por muñequitos clásicos, figuras de acción (desde Transformers a G.I. Joes pasando por Thundercats o el universo He-Man), goodies representando a famosos (Sarah Michelle Gellar, Bush, Michael Moore…) o muñecos anónimos. Los episodios duran unos 12 minutos y están compuestos por sketches de diferente duración sin relación entre si.

La serie fue co-creada por Matthew Seinrich y Seth Green (el hijo no tan malvado del malvado Doctor Malvado de “Austin Powers”), y contó con un empujoncito inicial de Seth MacFarlane, creador de “Padre De Familia”. Teniendo en cuenta que el propio Seth Green pone la voz de Chris, el hijo de Peter Griffin, podemos ver por dónde van a ir los tiros de “Robot Chicken”: humor salvaje e inteligente, ningún prejuicio, pullas de las que duelen y referencias constantes (y asequibles) a la cultura pop se suceden en un carrusel de gags a cual más acertado y divertido.

Una serie enteramente disfrutable por su duración y su contenido, que trabaja la escatología sin sobreexplotarla ni caer en el caca-culo-pedo-pis y que no hace sentirse culpable al espectador. Como menú degustación se puede probar con el episodio especial de Star Wars de media hora, que se adelantó al especial de “Family Guy” y que hará las delicias de cualquiera con un mínimo sentido del humor.

Y si eso no sirve, tendrán que hacerlo el sketch en el que el pelo de William Shatner salva el mundo, el de Papá Pitufo manteniendo una cita con el cadaver decapitado de Pitufina o el sketch más oscuro de la historia de la televisión.

Bock!

Foto: día de la boda de mi hermano, part II. Estoy deseando tener hijas para lalmarlas Yeyone. O hijos, no lo sé.

———————————————————————–

En otro orden de cosas, ya me he comprado la cámara. El lunes o el martes llegará.

Hoy he visto en una tienda de regalos una serie de figuritas de señores desempeñando oficios. Había una de un médico cuyo pie decía “Al mejor médico”. Otra de un abogado que decía “Al mejor abogado”. Otra de una maestra que decía “A la mejor maestra”. Una de una señora de la limpieza que decía “Eres imprescindible”. ¿Por qué no hacía referencia a la profesión? ¿Ser personal de limpieza es algo de lo que debe avergonzarse uno? Navidad, navidad, dulce navidad…

La semana que viene, semana temática. El tema es “More Emo Than Hemoal”.

Número de familiares en el extranjero: 1. Al final me tendrás que soportar cargando medio kilo de cámara de continente a continente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s