No Es Café

Mientras seguimos preparando contenidos y poniendo cosas en orden para empezar la semana como dios manda (esto es, en martes y con una palabra bonita) les dejo con una tontería que se me ha ocurrido así, al vuelo, para que se me entretengan pensando “qué idiota…”

Nueva York es… magnífico. Todo lo que me dijeron y más. Es un enorme decorado, es un gran árbol de Navidad, es la gran metrópoli con la gente más amable del planeta, es la ciudad que nunca duerme (y van trece), una ciudad razonablemente barata y tan grande que no me cabe entera en la cabeza. Debe de ser mi mentalidad de provincias, pero me parece la ciudad europea más bonita que he visto hasta ahora.

Así por resumir un poco en datos (la paz está en las matemáticas) diré que han sido 10 días en los que he engordado 2 kilos y medio, hemos hecho unos 7000 kilómetros para ir, unos 7000 para volver y unos 12000 andando mientras estuvimos ahí. En Boston llegamos a los 15 bajo cero, calculo que me habré tomado unos 6 chocolates calientes en el Dunkin’ Donuts, de los cuales sólo 2 no han acabado por encima de mi abrigo, mi nueva chupa de cuero de Calvin Klein ha costado menos de 100 euros (ehem, ehem), he tirado 777 fotos (bonito número), de las cuales valdrán unas 650, los Bruins ganaron a los Capitals por 2-0, fuimos 1 vez al cine, la maleta grande (la de las compras) pesó 22,8 kilos (pero sólo porque una de las patas descansaba sobre una chapa metálica en lugar de sobre la cinta) y el viaje de vuelta fueron 23 horas y medias en total, de las que dormí unas 2 y durante las cuales me leí 241 página de “The Road” de McCarthy, 1 de los 3 libros que compré. Así, a grosso modo. Se puede decir que ha sido un gran viaje.

Lo dicho, la semana que viene retomamos la movida esta, le ponemos el nombre largo e interesante otra vez y a ver si para el 1 de febrero podemos empezar el TripaMod 2.0. O a ver si puede ser antes.

Joder, uno se va de vacaciones y a lo que vuelve le han puesto letra al himno nacional sin letra más antiguo del mundo. Y encima lo hace un parado de 52 años bajo el auspicio de la SGAE. Si es que no se os puede dejar solos, coño.

Ah, por cierto, en otro orden de cosas.

Número de familiares en el extranjero: 1. Schade…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s