Sweeney Todd

 

Hoy, película interesante. “Sweeney Todd” (2007), de Tim Burton.

No me gustan los musicales. Por lo general, la misma palabra implica una serie de elementos que me tiran bastante para atrás y suelen prestar poca importancia a algo a lo que yo le presto bastante (quizá demasiada), la verosimilitud de la historia. La idea de mezclar al último Tim Burton con este género, además, llevaba implícitas tres cosas que no auguraban nada bueno: adultos cantando sin sentido aparente, una trama inconsistente y Helena Bonham Carter.

En “Sweeney Todd”, sin embargo, el propietario del pelazo más característico (junto con Robert Smith) de la cultura pop se vuelve a aliar con Johnny Depp (y van seis, cinco de cuerpo presente) y la Carter para ser de nuevo el cineasta genial, el eterno adolescente, el joven atormentado (aunque ya no sea tan joven) que nos enamoró con “Beetlejuice” y, sobre todo, “Eduardo Manostijeras”.

Las buenas noticias comienzan cuando, pasados sólo diez minutos de metraje, comprobamos que Burton ha recuperado el humor que le caracteriza y que tanto se echaba de menos y su acierto a la hora de conseguir que el público empatice con sus personajes, todo ello sin perder sus señas de identidad (un diseño de producción oscuro con todo bien atrezzado, un gusto por los personajes atormentados que huyen de la bidimensionalidad, una filia por la bellezas extrañas, un cierto sentido de lo mágico y lo bizarro…)

La historia que se nos cuenta no es nada especial pero está contada de manera ágil, respaldada por unos Depp y Carter solventes como cantantes y convincentes como actores. Johnny Depp se contiene cuando debe hacerlo y se muestra como un actor versátil, destacando en especial en el terreno de la comedia, y la monesca esposa del director aprovecha un papel que es un bombonazo envuelto para regalo para revelarnos una vis cómica que, sorprendemente, no molesta al espectador. Ambos se ven respaldados por un Timothy Spall a descubrir por el gran público, un siempre sólido Alan Rickman, la belleza casi extraterrestre de Jayne Wisener y un Baron Cohen que viene, vence y convence con facilidad.

“Sweeney Todd” es, en definitiva, una muy buena película, entretenida y divertida. Redime a su director, nos confirma el status de su protagonista y nos da una cierta esperanza en Helena Bonham Carter.

Y es sangrienta como pocas.

En la foto, el Empire State Building. Con una velocidad de obturación ilógica y sobreexpuestísimo. Da como un poco de miedo, ¿no?

——————————————————————

En otro orden de cosas, el señor Internet Explorer ha tenido a bien cerrar el navegador a mitad de escribir el post. No les voy a hablar de lo bien que sienta eso y las grandes ganas que tiene uno de pensar o de volver a escribir lo borrado porque todos hemos pasado en alguna ocasión por ahí. En fin.

Había comenzado el post hablando del sentido del espectáculo de los americanos y de las salas de cine ahí. Hablaba de una escalera mecánica gigantesca (la más grande que he visto nunca), de un salón salido del delirio de Howard Hugues (con palmeras, moquetaza roja y decoración elegante-decadente), de que cada sala estaba ambientada en una época distinta (Egipto, Grecia clásica, Roma) como si aquello fuera un Portaventura de bolsillo, de que nuestra sala se llamaba Sala Valencia, de que te podías colar en otra sesión después de ver tu peli pero no echaban nada potable, de que puedes entrar salchichas en las salas porque te las venden en el propio cine, de nuestra bebida Jumbo, de nuestras palomitas gigantes y de los nachos con queso que nos comimos en la propia sala. Pero ya no tengo ganas de hablar de ello.

Ayer, viendo “anatomía de Grey” (no me pregunten) Pedro llegó a la conclusión de que la doctora Carasartén es la única asiática a la que no se tiraría.

Coincido.

Número de familiares en el extranjero: 1. Cine, cine, cine, cine, más cine, por favor…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s