Yo Siempre Tengo Un Plan

Esta mañana salía yo a pasear a los perros cuando he presenciado una escena curiosa.

El encargado de mantenimiento se había calzado su Fedora, lo cual sólo podía significar problemas. Si su característico tocado no hubiera sido pista suficiente, el corro de vecinas que siempre me indica que nadie me va a hacer ni caso porque ellas no se dan por aludidas habría debido bastar para presagiar que algo raro sucedía. Estas se arremolinaban en torno al pobre hombre, tratando de averiguar la solución al misterio. Yo, acostumbrado a hacer tres cosas imposibles antes de desayunar, me acerqué para ver si podía echar la mano que la correa de mis chuchos me deja libre. En la piscina de mi piso de protección oficial, sobre el cesped, alguien había dibujado con tiza una silueta, como si un cadáver hubiera decidido darse un baño nocturno, o practicar el nuevo deporte de moda, bondage subacuático (Olímpico en Londres 2012). Del cuerpo que tan bien rellenaba dicha silueta, por supuesto, ni rastro.

Yo seguiré buscando, que seguro que lo encuentro.

llitsdnatS rop, loS 3 ,2 ,1 – aíd led .S.B

Número de familiares en el extranjero: 1. Uno, por Muse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s