Jeroglífico

Pues sí, pues sí, como dirían mis vecinos de arriba a la izquierda, vaya semanita…

El miércoles cambié de trabajo y ayer (parece que fue hace dos meses) perdí la virginidad docente, además de unas cuantas horas de sueño debido a un pequeño ataque de ansiedad. Los nervios del estreno.

Tengo claro que me falta mucho por aprender (dios mío, eso ha sonado tan a “querido diario…” que a pesar de estar tentado por borrarlo lo voy a dejar para que me avergüence de por vida, lo merezco), que no tengo definido todavía mi papel de profesor y que en las tres clases más una de matemáticas que he dado de momento he sido más un monitor enrollado que un docente válido, pero esto me gusta, joder.

Los viajes largos, las horas que voy a perder de actualizar esto, las matadas de viaje, no saber desconectar, los sacrificios personales, trabajar (algo a lo que por otra parte no estoy acostumbrado) y los quebraderos de cabeza van a merecer la pena. Y luego está la pasta, claro.

¿Que dónde me toca dar clase? La foto de hoy lo dice todo, no-premio para quien lo adivine.

Para celebrarlo, esta noche a bailar como perras con las CSS en la Razz.

Porque yo lo valgo.

Número de familiares en el extranjero: 1. Music is my boyfriend.

Anuncios

Un comentario en “Jeroglífico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s