Últimas Veces

Digo adiós a los marines, a los parabrisas congelados, a los correteos nocturnos sin folleteo, a las respuestas sin pregunta, a la sopa tosida y la piña conseguida, las emisoras que se desconectan, las cenas que son meriendas, las voces de ultratumba, los ciervos macho, los surtidores de gasolina, la curva del muerto, los roadkill después del desayuno, la ruleta rusa de la taza del váter, madrugar sin querer, robar postres y el ermitañismo bien entendido.

O eso espero.

Número de familiares en el extranjero: 1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s