Fumbo

Me gusta el fútbol, por varios motivos.

Nunca me había gustado cuando era pequeño, presumía de no haber visto ni cinco minutos de un solo partido, pero claro, nunca me habían gustado tampoco la mayonesa, correr, ni hacer kilómetros para ver a nadie y sin embargo ya ves.

La semana pasada, durante el España-Inglaterra presencié dos cosas que hacía tiempo que no veía en un estadio de fútbol (y no me refiero a Javier Arenas ni a una grada completa gritando “Beckham, Beckham, Beckham maricón”, no). La primera fue al público sevillano saludándose al grito de “hola, fondo norte”, “hola, fondo sur”. Entrañables.

La segunda fue la guerra sucia televisiva. Pensé en quedarme a ver el Francia- Argentina que daban en la Sexta después cuando José Ángel De La Casa (para mi, el comentarista de la primera siempre será José Ángel De La Casa) dijo que se había jugado el partido con resultado tal y cual. Entonces, ya, para qué. Eso sólo lo he visto hacer cuando en Telecinco o en Antena 3 (no recuerdo) decidieron en mitad de un programa decir cómo terminaba una peli que estaban dando en Antena 3 o en Telecinco (no recuerdo) y que en ese momento se encontraba en el descanso. Entrañable, en cierto modo también.

En otro orden de cosas, hay ocasiones en las que me despierto antes de hora. Entonces suelo quedarme mirando un punto fijo. La paciencia es una virtud que cultivo y que siempre, siempre, siempre da frutos. Porque, pasado un rato, sale el sol.

Y sonríe la luna.

Número de familiares en el extranjero: 1. Wie geht’s?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s