Fashion Nugget – Cake

Hoy, buena música, “Fashion Nugget”, por Cake.

Hubo un tiempo en mi vida en que descubrí la vida, quise hacer cosas que ni me gustaban ni me correspondían y tenía the better of two worlds. No había que pensar, sólo cumplir el trabajo y volver a casa en lugar de pernoctar en edificios públicos o pasar hambre, que por lo visto es lo que está de moda ahora entre los jóvenes universitarios. Entonces, mi gurú musical era Paco.

Paco era hippy, estaba en una ONG llamada “Namaste” antes de que existieran las ONGs y guardaba un parecido terrible con Juanma Bajo Ulloa. Su hermano era crítico en “El Pez Que Todo Lo Ve” y me dejaba discos, entre ellos “Fashion Nugget”.

Como sucede con todo lo que nos gusta o nos disgusta, esto se debe a la asociación con un hecho o situación en concreto y “Fashion Nugget” ha perdido un poco con el paso del tiempo, pero sigue estando ahí lo que en su día lo hicieron, si no grande, lo suficientemente bueno como para recordarlo tras trece añazos.

Una voz con una cierta personalidad, los metales que después vimos en Calexico y que en ese momento nos vendieron como acid jazz, pop vacilón y dos versiones que sorprenden por su elección y resultado (“I Will Survive” y “Perhaps, Perhaps, Perhaps”).

El caso es que me lo he vuelto a bajar por los viejos tiempos y ahí siguen estando “Frank Sinatra”, “Friend Is A Four Letter Word”, “Open Book”, “Stickshifts And Safetybelts”, “Nugget” (por los pelos), “Sad Songs And Waltzes” y (especialmente) “Italian Leather Sofa”. El resto o bien no pasa el corte o bien ha pasado el tiempo.

Y la vida es una perra. Mientras remataba el post he entrado en Hachemuda y comprobado que ya está disponible para descarga el último episodio de Lost. Se llama “Namaste”.

————————————————————

En otro orden de cosas, no pienso entrar en el debate nacionalista, los que me conocen saben mi opinión y que soy capaz de cambiarla si me ofrecen una mejor.

En cualquier caso, jamás dejaré de pensar que somos un país de bocadillo de tortilla de patata y pandereta, cutres a más no poder, con finales inconclusos, buenas intenciones que llevan al infierno y los medios necesarios para alcanzar el mayor de los ridículos. Nosotros acuñamos el término “vergüenza ajena”.

No es menos cierto que, a pesar de no haberlos conocido jamás y no entrar dentro mis planes si un concurso no lo remedia, también he pensado siempre que nuestros primos del oeste no son tan distintos de nosotros. Ayer me enteré de la noticia de que José Mourinho ha recibido un Honoris Causa.

Y se lo debieron de dar en el gimnasio del instituto donde terminó el BUP, a juzgar por la espalderas que luce a sus (ehem) espaldas.

Somos cutres.

Número de familiares en el extranjero: 1. Capitán Tsubasa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s