Crank, High Voltage

Hoy, cine de mierda. “Crank, High Voltage” (2009), de Mark Neveldine y Brian Taylor.

Segundas partes nunca fueron buenas. Si hace cerca de dos años pontificaba sobre “Crank”, calificándola de película interesante, toca ahora hablar de su segunda parte bajo la etiqueta de “cine de mierda”. Veamos por qué.

Es esta película una continuación perfecta de aquella interesante primera entrega de las andanzas de Chev (fuck) Chelios, ya que repite la estructura, trucos, aciertos, elenco y (casi, casi) guión que hicieron de ella algo enteramente disfrutable. El problema, si es que lo hay, de esta segunda parte, es que es un chiste que ya nos sabemos. Salvando las escenas de la carrera de caballos y de la estación eléctrica, los personajes imposibles, las situaciones descacharrantes, las vueltas de tuerca y la palabra “fuck” terminan haciéndose cargantes y repetitivos, y el espectador acaba mirando con un ojo las desventuras del nuevo gran héroe de acción y con el otro el reloj. Bravo por Leticia Sabater, entonces.

Para disfrutar solamente por los amantes del cine de acción palomitero que sabe no tomarse demasiado en serio a sí mismo, los incondicionales del videoclip y los que saben disfrutar de la adrenalina porque sí.

Esperamos impacientemente la tercera entrega.

En la foto, Hurley nos sigue dando motivos para adorar “Lost”.

———————————————————————————————–

En otro orden de cosas, ayer estuve mirando ofertas de ADSL. Eso me llevó a pensar en tecnología y eso a que vivimos en un país de mierda que desprecia a los consumidores de a pie.

No os molestéis en esperar que tal o cual producto que tenga que ver con algo fabricado a partir de la última mitad del siglo pasado baje de precio. Nunca lo hará. Las ofertas y las rebajas no llegan a las teles, los discos duros ni las cámaras de video, a pesar de lo que diga Media Markt.

Y es que la mentalidad de los operadores y vendedores es “si esto que tiene tres flurichurris de capacidad vale 10, uno que tenga seis valdrá 20”, da igual que lo de tres flurichurris sea obsoleto ya, aquí lo que interesa es que una tele valga 500 euros, un portátil 600 y el mega de internet se pague a tanto. No importa el tiempo que tenga ni lo que avance la tecnología.

Nosotros seguimos en el medievo.

Número de familiares en el extranjero: 150 estrellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s