Smokers Outside Hospital Doors

En la habitación del hospital suena un teléfono:

– ¿Sí?
– ¿Es la habitación 202?
– Sí
– ¿Es la habitación de José Miguel Lóbez?
– Sí, es esta
– ¿Quién eres?
– Soy su hijo
– Mira, soy el doctor. Te llamo para comentarte una cosa, le hemos operado ya…

Minutos después corres por un pasillo y una sensación de irrealidad se apodera de ti, eres demasiado consciente de todo lo que te rodea, las paredes te parecen demasiado sólidas, la luz es mortecina y el pasillo demasiado largo.

Y te permites el lujo de pensar por un momento (sólo por un momento) que si la cosa funciona así y esto es así de duro cuando las noticias son buenas, la vida a veces puede llegar a ser una mierda que no merece la pena.

Para mi fan número uno, ese que siempre me lee y esta noche no tiene acceso a internet. Te quiero, papá.

Número de familiares en el extranjero: 1. Todo bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s