Poesía Rural

Es lo que tiene sacarse unas opos, oiga. Uno ve mundo, conoce viejos modos en nuevas gentes y se da cuenta de que, a pesar de que todo parezca distinto, es lo mismo de siempre. O que, a pesar de tener lo de siempre, todo tiene un poso distinto. Lo mundano, por ejemplo, puede teñirse de súbita e inesperada poesía.

Mañana, la segunda parte de “La fila del pescado en el Suma, versión Cantavieja”.

Número de familiares en el extranjero: 1. El jovencito Frankenstein.

Anuncios

Un comentario en “Poesía Rural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s