Woke On A Whaleheart – Bill Callahan

Hoy, buena música, “Woke On a Whaleheart”, por Bill Callahan.

Recuerdo un tiempo en que las siestas las hacíamos con música. Nos dejábamos sorprender con las ganas de impresionar al otro, mostrando nuestras mejores armas con una mezcla de aparente despreocupación y savoir faire. Después de un día de ensueño y un autobús o un tren perdidos, sonó Bill Callahan, aunque yo ya empezaba a sospechar que en ti había algo de bailarina de diamante; ese frenesí contenido, ese correr siempre hacia delante, ese entregarse sin que duela.

Bill Callahan se desprende de la etiqueta de Smog para continuar con su prolífica carrera en solitario con un disco que bien podría ser el guión de su libro de estilo personal, una colección de canciones que tanto da escuchar del derecho como del revés.

La sensación que desprende el disco es que Callahan compone como quien respira, con una naturalidad y una pausa apropiadas para cualquier momento del día, un disco que baja las pulsaciones y estimula las neuronas, sumiéndote en un raro estado de felicidad y despreocupación.

Una despreocupación que se filtra en la cavernosa y arrullante voz de Callahan, que enhebra canción tras canción, con el encanto de lo que parece sin terminar, canciones que destilan una sencillez y una ausencia de pretensión desarmantes.

Un disco, en definitiva, de fea portada pero tan necesario como llamar a mi madre, como tomar un café con Carmen, como la gente a la que quieres, como mirar el reloj esperando a que sean las diez de la noche o el viernes por la tarde, como recordar otros tiempos y seguir brindando por que es posible volver al primer día todos los días.

Y de vez en cuando nos rendimos debido homenaje y lo entregamos todo en la pista, sin preocupaciones ni red de seguridad. Porque es la única forma de saber que estás vivo, de olvidarse de todo y acordarse de uno mismo.

¿Repetimos?

————————————————————

En otro orden de cosas, es duro hacerse mayor y que un niño te diga que tienes canas. O supongo que debería de serlo, a mi tampoco me afecta tanto. Lo verdaderamente preocupante es encontrar canas donde antes ni siquiera había pelo.

A veces el reflejo de la luz en un colmillo puede ser la luz al final del tunel, y yo empiezo a vislumbrar la del mío. Ya queda menos.

En la foto, uno de mis fetiches, la ventanilla del baño de La Pianola. Siempre le hago fotos, no sé por qué.

Número de familiares en el extranjero: 1. Choo-choo…

Anuncios

2 comentarios en “Woke On A Whaleheart – Bill Callahan

  1. Ay, qué pena, no he encontrado apenas nada de Bill Callahan para poder escuchar en Spotify…

    Lo de “Nine” es que no es exactamente un remake propiamente dicho, sino una adaptación del musical “Nine” (que, a su vez, era una adaptación musical del “8 y 1/2” de Fellini). Lo que no acabo de entender es que, hasta hoy, “Nine” era un musical muy respetado, ganador de varios premios Tony. Y de pronto, hoy el “Nine” película es una cosa aborrecible y condenable que mancilla el recuerdo de “8 y 1/2”. Misterios de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s