The Walking Dead

Hoy, serie esencial. The Walking Dead.

Y el bluff de 2010 va para...

Todo comienza con nuestro protagonista despertando de un coma para descubrir que la civilización tal como la conocía ha sido reemplazada por calles vacías, el caos más absoluto y el sálvese quien pueda: el fin del mundo ha llegado. Consigue pertrecharse y, tras un primer contacto con no infectados, trata de buscar un sitio seguro donde resguardarse. Y no, no es “28 Días Después” (Danny Boyle).

Logra juntarse con un grupo de supervivientes y decide buscar a su familia, pero le esperan el mal reencarnado en una persona, una pequeña sociedad compuesta por la sabiduría de los ancianos, la inocencia de los niños, la sensatez y pragmatismo de las mujeres y la traición más absoluta. Y no, no es “Apocalypse” (Stephen King).

Traición, porque mientras él estaba durmiendo, su lugar en el lecho conyugal ha sido ocupado por su mejor amigo, aquel al que consideraba su hermano. Y no, no es “Brothers” (Jim Sheridan).

Y para hacer el papel de su mujer no daba el presupuesto para contratar a nadie más guapo que Sarah Wayne Callies. Y no, no es Prison Break.

Lo siento mucho por todos aquellos que dicen que “The Walking Dead” es una buena serie, tiene todos mis respetos por echarle un par de huevos y dejarse el dinero en directores de relumbrón para hacer el género zombie accesible al gran público, pero se equivocan. O bien no han visto lo suficiente del género para formarse una opinión propia y se limitan a repetir lo que han leído en otros sitios o directamente no tienen ni puta idea de lo que están hablando, yo no conozco a nadie vivo que la defienda más allá del primer episodio, ni Josemi, ni César, ni Calambur, ni el hermano de Irene.

EDIT 12/1/11: a mister Erizo tampoco termina de agradarle.

Y no, “serie esencial” no tiene por qué significar “serie buena”, como es el caso.

———————————————————–

En otro orden de cosas, estoy nervioso, sí. Mañana toca presentación, así que hay que ponerse guapo, echarse una gota de colonia en el pelo y dejar la batería de la cámara de fotos cargando por la noche. Mañana es el día, por San Agricio, San Godofredo de Ilbenstad y San Hilario de Poitiers; por el Beato Emilio Szramek, San Kentigerno y San Pedro Presbítero y Mártir; por San Remigio de Reims, Santa Juta y la Beata Verónica de Binasco Negroni.

Mojémoslo pues con una parte de Martini, una de Campari y una de ginebra y que sea mañana ya, rediós…

Número de familiares en el extranjero: 1. 6 y 5. Hora local.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s