Terror en la Niebla (The Fog)

Hoy, película interesante, “The Fog”, por Rupert Wainwright (2005).

Siempre que el Valle del Ebro se ve azotado por la niebla vienen a mi mente una serie de imágenes: los bosques de Sorita, donde la carretera se revela centímetro a centrímetro, las texturas de los juegos de carreras de la PS2, “Invasion of the Body Snatchers”, el quinto episodio de la casa del terror de Los Simpsons y “The Fog” (aka “Terror en la Niebla”, minipunto para los productores one more time).

Yikes!

“The Fog” es el remake de una película del John Carpenter de los 80, lo que a priori garantiza dos cosas: buen material base y cabreo por parte del espectador tras su visionado. Graso Craso error. Si bien la película cae en todos los errores del manual (protagonistas prácticamente desconocidos, un presupuesto justito, ligeras ínfulas, bostezo a ratos), sabe cuándo jugar a mostrar y cuándo a sugerir, no se complica demasiado la vida a la hora de dar explicaciones y encuentra, a mi gusto, el equilibrio correcto pero sin pasarse entre el terror y el sadismo. Si el espectador busca hemogoblina y crueldad con los secundarios la va a encontrar sin caer en el gorefest.

Rupert Wainwright: por ahí resopla

La película se disfruta como lo que es, un producto diseñado para ser consumido sin esfuerzo y olvidado con menos esfuerzo aún, pero lo que la convierte en película interesante es, como decía, cierto sadismo y una forma de resolver la película que se queda en la retina, a pesar de los tres puntos de media que le dan en Filmaffinity. Al pobre Mr. Wainwright, en lugar de reconocerle la valentía, le siguen castigando traduciendo sus películas al castellano con títulos como “Terror en Estado Puro”, y es que todos los nombres buenos ya están cogidos.

Y es muy difícil no volverse cursi cuando el único día en toda la semana en que las calles no han sido devoradas por la niebla es el día que nace tu primer sobrino.

——————————————————-

En otro orden de cosas, Lucas se va a convertir en el protagonista en los proximos años, me temo. No importa, porque hay un poco de él en todos nosotros y un poco de cada uno de nosotros en él. Porque Lucas…

…es capaz de estar en un cuarto sin que te enteres de que está ahí, como el abuelo.
…bebe y bebe hasta el vómito y/o la inconsciencia, como el tío.
…se pasa el día entero durmiendo, como la madre.
…no ha demostrado aún indicio de sentimiento alguno, como el tío abuelo.
…disfruta cuando le hacen mimos, pero no le gusta que le toquen los huevos, como al padre.
…es discreto y educado, sabe cuándo callar y cuándo protestar, como la tía abuela.
…está en el corazón de todos pero ahora me pilla un poco lejos, como el otro tío.
…está a dieta pero engorda y engorda, como la abuela.

Yo, con cinco días, sólo comía, dormía, me herniaba con cualquier esfuerzo y cagaba. Ay, qué poco hemos cambiado…

Como Ciara con peluca

Número de familiares en el extranjero: 1. Rubio como el Óscar o como la tía Gema. Barriendo para casa.

Anuncios

2 comentarios en “Terror en la Niebla (The Fog)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s