Assassination of a High School President

Hoy, película interesante. “Assassination of a High School President” (2008), de Brett Simon.

Que nadie se preocupe, estoy seguro de que las monjitas tienen coartada para justificar tanta pasta perdida. Mis alumnos no saben qué sucede en Libia ni por qué en Telecinco Piqueras siempre mete una noticia sobre animales, pero sí que conocen la noticia de Santa Lucía e incluso saben quién es el Dioni. El Dioni, ese icono de los 90…

Hay personas y personajes que superan su propia imagen y se establecen como iconos per se. “”Assassination of a High School President” es una buena película, bastante entretenida por sí misma, pero en el minuto en que Bruce Willis aparece en pantalla, la cosa toma otro cariz: la pantalla se llena de actor y no necesita pronunciar una de las pocas frases que tiene para llenar al director de escuela que interpreta de sentido y matices.

Bruce Willis: icónico

AoaHSP (lo siento, no me consta que la película haya sido estrenada o siquiera traducida en España) es una película que, si hubiéramos de clasificar, habría que enmarcar en el nuevo noir, siguiendo la estela de otras joyas como “Brick“, la trilogía de la venganza de Park Chan-Wook o las imprescindibles “Kiss Kiss, Bang Bang” o “13 (Tzameti)”. Al igual que sucede en “Brick”, se ve teñida de un toque de película de institutos que le dota de cierta simpatía y que hace que esta hora y media de intrigas y recelos se vea de un tirón y deje un regusto agradabilísimo.

Una trama sencilla, un whodunnit de andar por casa, unos personajes con los que resulta sencillo simpatizar y cierta pátina de europeismo se juntan para hacer una peli de fácil digestión, pero el cherry on top es un Bruce Willis utilizado como reclamo pero que en su muy secundario papel es capaz de convencer y pintar más de una sonrisa en sus pocas intervenciones.

No la busques en Pelis Yonkis. Prueba mejor con Taringa! y no hace falta que me lo agradezca usted.

—————————————————————————————————————————–

En otro orden de cosas, hace un par de semanas que quería hablar de esta película. Y de otras. Y de un disco. Pero últimamente estoy más consumidor que comunicador. Ahora que tengo tiempo libre igual me arranco por bulerías y me pego un poco más con el teclado. Igual.

Mi casa huele raro. Y mi nevera. Estoy a gusto en ella, pero a veces miro de reojo el calendario y me alegro al ver que tampoco queda tanto. Sólo cuatro meses. No sé si realmente me encuentro tan a gusto. Me voy a comprar chuches, a ver si me decido.

Número de familiares en el extranjero: 1. Ya queda menos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s