Where Is My Mind?

Dicen que todos los genios son despistados. Gran consuelo. Con una simple falacia puedo asumir que yo también lo soy. No tengo otra manera de explicar el hecho de que ayer me dejé una bolsa en el coche y tuve que volver a cogerla. Dos veces. Porque la primera vez que fui a buscarla me dejé el iPod en el salpicadero.

La tarde de ayer fue bastante aburrida. Podría haber aprovechado para trabajar, sí, siempre y cuando no me hubiera dejado en Maella el cargador del portátil. Vuelta al siglo XX, donde la gente trabajaba con sobremesas. Por lo menos, he aprovechado para limpiar.

Al final de la tarde tuve que ir corriendo al Eroski a comprar leche, se me pasó la hora de cierre. Aproveché para comprar Coca Cola©, pechugas de pollo, ganchitos (que ya tenía) y tomates. Esta mañana he tenido que volver. A comprar la leche que me dejé ayer, claro está.

Antes de eso me he levantado esta mañana, he hecho el primer número uno del día, me he lavado las manos (uno es un caballero) y, cuando estaba buscando algo nutritivo para desayunar, he tenido que dar una vuelta por la casa para investigar de dónde venía ese extraño sonido. Cerrar el grifo ha resuelto el misterio.

Por cierto, me voy al Carrefour a comprar calcetines, me los he dejado todos en Maella.

Número de familiares en el extranjero: 1. 歓迎!

Anuncios

Un comentario en “Where Is My Mind?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s