Nihongo Ga Hanasemasen

Adoro Japón.

El miércoles quedé con Jose-San para cenar en un restaurante de Rippongo. Había estado todo el día pateando y, con una temperatura de 30 grados y una humedad del 75 por ciento, no es difícil adivinar que iba bastante sudado. Y oliendo un poco mal, por qué no admitirlo.

Cuando llegue al restaurante solo esperaba que el baño tuviera papel para asearme ligeramente, secarme un poco y ponerme una de las camisetas que había comprado en Takeshita dori.

En el baño había papel, servilletas, jabón de manos, desodorante, toallas, bastoncillos para las orejas blancos, bastoncillos para las orejas negros y la tapa del water se levantó para darme la bienvenida.

Como para no gustarme.

Numero de familiares en el extranjero: todos menos uno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s