受諾 (acceptance)

Aqui empieza todo

El martes mi vida dio un giro radical. De 90 grados. A la derecha, exactamente.

No hacía ni diez minutos que había tenido una catarsis de esas que te dejan completamente noqueado y desorientado, un momento de belleza brutal, de alegoría absoluta, de encuentro y revelación; de esos que te dejan llorando como un chiquillo, rendido y sin consuelo posible.

Esto es todo lo que me esperaba y más, hasta el punto de mover mis convicciones, hasta el punto de encontrar el cómo y saber que no es posible, hasta el punto de ponerme de un zen que ni yo me aguanto.

Número de familiares en el extranjero: pues quitando a Jose-San y Virginia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s