Freedom of Speech

Los gritos se pueden oir desde antes incluso de doblar la esquina. Son unos gritos enojados, rabiosos, distorsionados por el filtro de un megáfono. Bajan de furgonetas negras con los cristales tintados y el mensaje es claro: odio.

Es bastante común ver en los barrios principales de Tokyo escenas como esa: un grupo de personas que reparten panfletos y lanzan proclamas al aire. Un poco de investigación revela que son grupos de presión que están en contra del gobierno, que ponen al descubierto tramas de corrupción, verdaderas o inventadas, y que se dedican a extender su voluntad de cambio político en la calle.

A pesar del revuelo que montan y de las intenciones derroquistas, todo el mundo va a lo suyo y no es necesaria la intervención de la policía. Porque en ese país hay libertad de expresión. Y se respeta. A ver si algún día aprendemos un par de cosas aquí también.

Número de familiares en el extranjero: 2. Party in the USA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s