El Resplandor

Aún tengo pendiente encontrar un recogemigas que funcione de verdad, un soplador que me seque las manos correctamente y una mujer que no sólo me diga que me quiere sino que además me respete.

 

Sólo puedo prometer dar todo el cariño que cabe en un abrazo. O en un millón. El número, una vez más, no depende de mí.

 

Nuevos comienzos.

 

Viejas actitudes.

Número de familiares en el extranjero: 1. South by South-West.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s