1h57’41”

El ritmo desacompasado de 2500 pares de pisadas diferentes golpeando el asfalto me recuerda que podría estar lloviendo, pero no es lluvia lo que me limpio de la frente.

Km 1. Esto está hecho.

Km 4. Paso por el punto donde hace 4 años estuve a punto de morir. Hoy mi vida va en dirección contraria.

Km 7. Empiezo a recoger con pala los cadáveres de mis enemigos. Por cada corredor que me adelanta supero a 10 ó 12.

Km 9. El iPod se ha vuelto loco. Estoy escuchando canciones que yo NO he metido ahí dentro. Shrug.

Km 13. En todas las carreras siempre hay un bastardo que te adelanta con la zancada ligera, la mirada determinada, sin atisbo de cansancio y al que pierdes de vista en la siguiente curva. Hoy ese bastardo soy yo.

Km 16. Estoy profundamente convencido de que mañana podré reutilizar los calcetines. Esto es demasiado fácil.

Km 19. De repente, soy el chico con la espina en el costado. Hora de la Powersong. La mirada de los mil metros empuja como si realmente quedaran mil metros.

Km 21. Dos botellas de agua (caliente), una de Powerade (caliente), una naranja (rota), una barrita de chocolate (derretido) y un masaje de glúteos a manos de una francófona me esperan.

Km 21,097. ¿Repetimos?

Número de familiares en el extranjero: 2. No plans. Yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s