Zero

Si la talla de un hombre se mide por el calibre de sus enemigos entonces yo no valgo una mierda. Cierro el año de los errores, donde lo único que lamento es no haberme comprado antes un marcador para registrar todas las batallas que las dos personas cuyo único objetivo este curso ha sido hacerme daño no han ganado. Me he vuelto peor persona, pero muchas gracias por dejarme demostrar una vez más que no hay nada que no se pueda conseguir con la medida justa de paciencia, franqueza y sociopatía. Otra oportunidad más de perfeccionar el arte de que todo me importe una mierda. Os deseo lo peor que os pueda pasar. Os deseo tenerme muy, muy cerca. Os deseo que me veáis todos los días.

Se acabó la cuenta atrás y yo me voy durante mucho tiempo a muchos sitios para ver a mucha gente. Pienso destruir todo lo que he construido en un año de carreras, sudores y esfuerzos con la misma determinación y constancia tozuda con la que me ponía las zapatillas. Pienso enterrar mis abdominales en montañas de marisco, pienso ahogar mi fondo en más cerveza de la que pueda producir la raza humana, pienso follar lo que no está escrito, pienso asfixiarme de la risa, pienso no dejar pasar un solo segundo sin la mejor banda sonora posible, pienso no pensar ni un segundo más y embriagarme de felicidad mientras tuesto mi cuerpo moreno al sol.

Si en septiembre todavía me veo los pies es que algo habré hecho mal. Entonces, como a los malos estudiantes, me tocará repetir. Qué disgustos me doy yo solito.

Número de familiares en el extranjero: 2. You’ve got mail. Maybe two.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s