The Last (but One) of the Mohicans.

(hoy te he vuelto a ver. estaba seguro de que era imposible que fueras tú, pero te he vuelto a ver: un rizo asomando parcialmente por tu capucha, la mirada miope y ensimismada, los labios entreabiertos en un gesto ausente, la nariz perfectamente perfilada, las bailarinas beige esquivando los charcos, los vaqueros ajustados marcando un paso firme, eras tú, en una palabra. por un segundo he tenido que apartarme de las explicaciones del guía para convencerme de que no estabas visitando a tu hermana, he tenido que ignorar la mirada inquisitoria de Jorge siguiéndome hacia tu trayectoria, he tenido que saltar por encima del latido que mi corazón se ha evitado, me he tenido que pensar en qué idioma preguntarte qué tal estabas, he tenido que recordarme que ya no siento nada por ti. un minuto después todo había pasado, tú incluida, y yo he seguido con mi vida y tú has seguido con la tuya, y me he jurado cien y una veces que ya te tenía exorcizada de mi sistema, y tú nunca te enterarás de nada de todo esto y yo me he quedado ya un poco jodido y triste para lo que me quedaba de día.

y ahora sólo puedo tratar de convencerme de que esta va a ser la última vez que te vea.)

—————————————————————————

En otro orden de cosas, (mierda).

Número de familiares en el extranjero: todos vosotros, tontos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s