Postcards from Heaven

La chica que vive en una isla tiene una casa, y un perro, y una ducha, y un sofá, y un ascensor que no funciona y una taza de water que tampoco, y muchas habitaciones llenas de música, y un balcón desde el que se ven el mar y una casa con una azotea llena de posibilidades y un descampado con coches con ruedas pinchadas.

La chica que vive en una isla dice “kenó”, y “ya te vale”, y “hay más buenas personas que hijos de puta”, y “la cosa está muy mal”, y dice todo lo que opina y calla algunas cosas que piensa, y pregunta lo que no sabe y aconseja cuando se lo piden, y sólo pierde los papeles cuando no habla en mallorquín.

La chica que vive en una isla ama a los animales con una intensidad que algún hijo de puta afortunado conocerá un día, y vive y respira por y para ellos, y sabe cuál es el límite entre la devoción y convertirse en la loca de los gatos, y sólo espero que ese hijo de puta afortunado sea capaz de darse cuenta y saber corresponder ese pozo infinito e incansable.

La chica que vive en una isla tiene muchos amigos y algún conocido, y sale en casi todas las fotos, y en alguna de ellas sale sujetada por tres o cuatro personas pero todas sonríen, no porque sea liviana (que también), sino porque es una persona extraordinariamente fácil de soportar.

La chica que vive en una isla vive sola, pero podría no hacerlo, y sabe que debería no hacerlo cada vez que abre la nevera y el poco blanco que no ve lo tapa fruta que nunca comerá y yogures muertos hace tiempo, pero valora por encima de todo una independencia que se ha ganado a cuchillo y por la que es capaz de seguir dándolo todo y más que tuviera.

La chica que vive en una isla vale su peso en oro y cobra lo que pesa el sudor, y sueña con no ser la única en darse cuenta de lo que ella es y en ver en sí misma lo que los demás sí vemos, y sabe cómo se hacen bien las cosas y persevera porque se le da bien y porque es lo único que se puede hacer.

La chica que vive en una isla es una mujer hecha y derecha, y resulta muy, pero que muy difícil, no quererla.

Número de familiares en el extranjero: 2. The Mango.

2 comentarios en “Postcards from Heaven

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s