Tocando Fondo: The Downward Spiral (4)

Semana Temática: “Tocando Fondo” (4)

Hoy, buena música. The Downward Spiral.

Hubo un tiempo en que llevar perilla te hacía sospechoso de regentar una tienda de comics o un 24/7 al lado de un videoclub y no como hoy, que te da pinta de hikikomori del WOW o de ofrecer caramelos a los hijos de los vecinos en la parte de atrás de tu furgoneta. En esos tiempos, Trent Reznor se dedicaba a firmar obras antológicas y producir discos de un señor de apariencia extraterrestre con un ojo de cada color (no, no hablo de David Bowie ni de Rosana Arbelo, no me seas cateto). ¿Que quién es Trent Reznor? Arde en el infierno, ignorante…

Trent Reznor: the sound and the fury.

“The Downward Spiral” es una oda al sufrimiento, al sentirse bien a través de revolcarse en la basura propia, al dolor hecho grito hecho canción, a la velocidad como cura a todos los males. Es un disco para gritar en la intimidad, para escuchar mientras follas por follar, para recordar cuando quieres olvidarte de todo, para esconder el sonido del mundo yéndose al carajo, para suicidarte cuando no dan nada bueno por la tele, para tapar manchas de mora o para convertir los arados en sierras mecánicas.

En lo estrictamente musical, es un género en sí mismo (industrial, drill & bass, metal, synth rock, drone…), una colección de 14 canciones que tratan sobre vivir en un estado de guerra constante e intentar superar el dolor hasta hartarse del sex & drugs & rock’n’roll como panacea universal para acabar mandándolo todo a la mierda, Dios y uno mismo incluidos. Empieza a degüello y, sin esperar a que la primera gota de sangre toque el suelo, te seduce llevándote de la mano por paisajes pintados con saliva y ácido de batería hasta que implosiona en “Hurt”, una canción sobre la que ya hay demasiado escrito y cantado y que cierra el disco con el silencio ensordecedor que deja el estampido de una pistola en un cuarto semivacío.

Un disco de la hostia. Punto.

The Downward Spiral es un disco de la hostia, es Sísifo al revés. Sin palabras.

——————————————————————————

En otro orden de cosas, mucho miedo y nada de asco. Vivir para ver.

Número de familiares en el extranjero: 2. En la lanzadera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s