Remedios Caseros contra la Tetraplejia

Robemos el sol. Te encenderé los minutos que nos hemos dejado crecer con el cadáver de la anterior colilla. Por si te lo estás preguntando, la respuesta es sí, veámonos en situaciones forzadas porque de lo contrario no va a haber manera y no es que esté interesado en una relación a distancia, pero es mejor una relación a tiempo. Un poco tarde para eso, pensarás. Qué velocidad. Qué mayores. Qué desatino.

Dos en el camino. Si sumamos dos polizones y un convidado de piedra, marcados a fuego contra un muro de cemento, salimos de cuentas. Sufren en nuestras propias carnes el desconsuelo de no verse reconocidos por lo que son. Encantado de conocerles. El gusto es mío. El placer, todavía no. Todo llegará. Sigue andando. Vuelvan a sus hogares. Aquí no hay nada que ver.

Tomaré lo que sea que dejes en mi mano. Más vale tarde que no, pero ahora mismo me coges en mitad de algo, así que déjame el recado y en cuanto esté de vuelta compartimos provisiones y será nuestra última cena antes de dejarlo todo a medias. Tanto cambio de sabor me intriga pero no recuerdo haberte mentido nunca. O sí. Nunca lo sabremos, a este paso. Pero mira qué horas son. Tú nunca duermes, yo siempre estoy despierto. Hay formas de arreglar esto con seda, fuego y sangre. Llámame iluso. Llámame romántico. Llámame estúpido. Llámame y pasarán cosas.

Número de familiares en el extranjero: 1. Eso pasa por mandar un mail.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s