El Octavo Pasajero

Quiero que sufras el peor dolor que hayas conocido jamás. Quiero dejarte marcas de por vida y que notes cómo tu cuerpo se parte en dos. Quiero mandarte al hospital y que pienses que ningún doctor en este mundo puede ayudarte. Quiero que me mires a los ojos, me maldigas y desees no haberme conocido nunca. Quiero que no te olvides de ese día en el tiempo que te quede en esta tierra. Quiero hacerlo lento, que ese dolor, esa molestia, vaya creciendo en ti hasta que no aguantes más y quieras que todo termine ya de una vez. Quiero destrozar tu vida tal y como la conocías, que haya un antes y un después de esto, que te cueste reconocer cómo eras y las cosas que hacías. Quiero que creas que no hay drogas que te hagan ignorar ese estremecimiento que te recorre al completo. Quiero que llegues a un punto en el que te sientas completamente anulada, hasta el punto de que no quieras volver a tu yo anterior, que ya no recuerdes lo que era dedicarte tiempo, que el centro de tu mundo sea otro.

Quiero hacerte madre.

Número de familiares en el extranjero: 1. Gracias anticipadas y viernes negros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s