Turno de Noche

Cuando por fin cierro los ojos, comienza el show. No creo que nadie lo supiera hasta el momento, pero me han llamado para ser ese sustituto al que todo el mundo adora y casi nadie recuerda después. ¿Alguien se había dado cuenta de que la palabra que más utilizo es “pero”?

Sólo hace falta un mínimo ejercicio de memoria para ver que hace falta una pasta especial para hacer lo que yo hago: un poco es divertido, dos días es agotador, un tercero es humano, a partir del cuarto todo es sisífico. He perdido el sitio, no recuerdo quién estaba de mi lado y me llueve de todas partes, arruinando cosas que ni siquiera sabía tener, cuesta distinguir si las gradas jalean o gritan de agonía.

Más difícil aún que consolar a una madre es darse cuenta de que vivo fuera de mí. Fluir no sirve de nada cuando no hay dónde ir, y dejarse llevar sin más no lleva a ningún sitio bueno: el dinero sube, el agua siempre encuentra su camino hacia abajo. No importa que esté demasiado cansado para intentar ningún truco nuevo ni cuál sea el siguiente reto, mi falta de perspectiva es capaz de hacerte saltar más alto que nadie, soy la herramienta perfecta.

Hablo en absolutos, no consigo lo que me propongo, repito el mismo concepto una y otra vez, dudo de mí mismo, estoy harto de mirarme y no encontrar la catarsis que merezco, así que supongo que no, la respuesta es que no estoy bien.

Número de familiares en el extranjero: 1. Tratadla bien.

3 comentarios en “Turno de Noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s