Verano Festivalero IV

IMG_20160718_091227

Sobreviviendo a Villacerda un año más

Festival: FIB (Benicàssim, Castelló).

Fechas: 14, 15, 16 y 17 de julio.

Precio del abono: 147,50€. Diferentes opciones en entradas de día o varios días, con precios variables dependiendo del line-up (75€ el día de Muse, 45€ el día inicial y 65€ el resto de días).

Puedes ver a: Massive Attack, Kendrick Lamar, DJ Shadow, Major Lazer, The Chemical Brothers, Echo & the Bunnymen, Muse, The Kills, Bloc Party, Ruth Baker Band, John Grvy, Fuckaine, El Guincho, Teleman, Soulwax, Georgia, Extraperlo, DJ Amable, La Habitación Roja, Band Of Skulls, Le Parody, The Vaccines, Biffy Clyro, Jamie XX, Hidrogenesse, John Talabot, Zahara, The Coral, Disclosure, Catfish & the Bottlemen, Mac DeMarco, Young Fathers, The Maccabees, BeGun.

O montártelo fatal y perderte a: Neuman, Skepta, The 1975s, Mr Oizo, Chucho, Dorian, Delorean, Marc Piñol, Hannah Wants, Annie B. Sweet, Perlita, Rejjie Snow, The Zephyr Bones, Gaspard Royant, Rat Boy, Cosmen Adelaida, Reykjavikurdaetur, Ex Novios, The Soft Moon, Hinds (dos putas veces), Le Galaxie, Aries, Kero Kero Bonito, Juventud Juché, Dan Deacon, The Magician, Iseo, Cápsula, La Femme, Ramírez Exposure, Baywaves, Walking On Cars, Three Trapped Tigers, Lois, Fasenuova, The Shivas, AllttA, Soledad Vélez, Ryan Hemsworth, Breakbot, Maadraassoo, Louisahhh, Pacosan, Tijuana Panthers, Solo Astra, Alberto Montero, Doble Pletina, Kid Simius, Fidlar, Jess Glynne, Little Simz, Chicano Bulls, Hooton Tennis Club, Dj Gato, Snakehips, Cascales, Buenavista, Daniel Avery, Aldo Linares y el 97% de los DJs del hemisferio norte.

Llegar: la zona de acampada está a dos minutos caminando del recinto de conciertos. Desde el pueblo, la caminata es como de unos 15 minutos, pero hay un servicio de buses bastante eficaz. El abono de bus son 15 euros y el billete individual 1,5€, así que es valorable.

IMG_20160716_215622

Echo & the Bunnymen, un brillo nacido en la oscuridad

Moneda oficial: el ticket, 3 euros la unidad. Es posible pagarlos con tarjeta en todas las barras, pero sólo a partir de 12 euros. Es realmente entrañable (y preocupante) ver cómo TODOS los camareros de TODAS las barras consultan TODAS las operaciones de compra de tickets en una lista, hasta cuando compras dos tickets. El día que dieron la tabla del tres faltaron TODOS a clase. Entrañable. Y preocupante.

Beber: divertido ver cómo todavía sirven en vasos de Heineken, antiguo patrocinador.

  • Agua: 3€
  • Refrescos: 3€
  • Red Bull: 3€
  • Cerveza de 33cl: 3€ (Estrella)
  • Cerveza de litro: 9€
  • Kalimotxo: no nos queda
  • Chupito de Jägermeister: no hay. La ONU debería hacer algo al respecto.
  • Cubata: 9€ del tipo que sea, lleve Red Bull o verduras.
  • Vino: 6€ la botella de 37cl. No lo llegamos a probar, pero era Rioja y con el Rioja ya se sabe.
  • Cortado: 1,5€

Comer: comida de festival pagable con euros españoles, la fila standard de media hora está incluida en el precio. El stand de comida australiana prometía cocodrilo con sabor a pollo, kanguro con sabor a pollo y avestruz con sabor a pollo, y los benzopirenos se podían oler desde el control de entrada.

Dormir: conseguir hotel en Benicàssim es más difícil que en Pamplona para Sanfermines. Las entradas a partir de dos días incluyen acceso al camping. Está muy bien, porque el sol de las 7 de la mañana va a hacer que te cunda mucho el día, y si no has visitado Auschwitz puedes ahorrarte el billete de avión, un vistazo a las duchas es razonablemente parecido. Hay un camping VIP por 86,40€ frente a un Burger King y Lidl. Las instalaciones de este son bastante mejores, con duchas individuales, cesped y sombra para todas las tiendas. Lejos de la zona de conciertos, cerca de la playa. Recomendable.

Público: el inglés que te mea en la tienda, el australiano que te mea durante un concierto, el irlandés que mea en su vaso vacío y lo arroja al público, la que busca ketamina a las 9 de la mañana, Martin (un noruego 2×2 que te enseña un video de un pájaro que había en el balcón de su hotel y 32 fotos de su novia de cuerpo presente en la puerta del Oceanogràfic pero te salva de que tres chavs te partan la cara por no dejarles saltarse la fila del bus), George (inglés profesor de inglés que comparte coche contigo, es vecino de tienda y termina apodándote Dolphin Man, un tío realmente majo), las de la barra de Villacamp que te recuerdan todavía del año pasado (aunque una te recuerda con un hijo), una pareja de australianos que lo mismo se tiran un pedo que eructan que no pisan el recinto de conciertos en los siete días que pasan en Benicàssim y, en definitiva, mujeres (inglesas) y hombres (ingleses) y viceversa (inglés).

IMG_20160716_021014

Peor que ir a una boda y que otra chica lleve el mismo vestido que tú es ir a un festival y que otro lleve la misma camisa del H&M que tú

Es tu festival si: te hace ilusión que a la gente le haga ilusión que les hables en castellano, piensas que dormir y/o descansar está sobrevalorado, te motiva practicar el inglés pero no quieres pagar por ello, tienes una curiosidad innata por saber cuántos tatuajes feos puede tener una persona, tu tolerancia al metano ajeno es alta, te hace gracia que absolutamente todos los artistas digan que mire usted que eso del Brexit ha estado muy feo, te gusta que te meen así, en general.

No es tu festival si: te agobia que la gente te agobie, la higiene es un pilar en tu vida, eres dermatólogo, el calor te da calor, te sale de dentro el profesor cuando alguien tira algo al suelo, te abomina que la gente haga fila a las 4 de la mañana del último día de festival para hacerse un tatuaje,  hace mal en ti la falta de educación/higiene/respeto ajena, te jode pagar por ABSOLUTAMENTE TODO (camping decente 86€, transporte a la zona de conciertos 15€, cargar el móvil depende de cómo le dé a la del stand pero sobre unos 4€, quedarte la batería externa que no funciona 10€, consigna sobre los 10€, EL PUTO PROGRAMA PARA SABER QUIÉN TOCA CUÁNDO CINCO PUTOS EUROS), te piensas que Inglaterra es Downtown Abbey, Oscar Wilde y David Beckham (SPOILER ALERT: no lo es. Ni de lejos).

IMG_20160717_002722

Lecciones de rockstardom: Alison Fucking Mosshart 1 – Matt Bellamy 0

Veces que me he perdido a las Hinds de los cojones en un solo FIB: un 2. Y lo bien que duermo por las noches, tú.

Fotos que me he hecho con Kiko Veneno en lo que va de verano: 0.

Número de familiares en el extranjero: 1. PokèGo.

Anuncios

…algo tiene en la garganta (3) – David-Ivar Herman Düne

SEMANA TEMÁTICA: “…algo tiene en la garganta” (3)

Hoy, David-Ivar Herman Düne.

Algo de background: este año no voy al FIB si no es cobrando, posibilidad que cada vez tiene más cuerpo. Pero el año pasado, gracias a Dani, nos fuimos a ver entre unos y otros a los Herman Düne, un grupo del que ni había oído hablar y que me pareció bueno, bueno, bueno. Para una vez que me acierta Dani…

Un disco: “Not On Top”, magnífico e imprescindible durante una temporada de mi vida en que yo mismo tampoco estaba muy on top que digamos. Canciones sencillas y únicas, directas, historias personales sobre perdedores con cinco ejemplos que, vive Dios, habría matado por componer. Un gigante es usted, señor Düne, un gigante.

Grado de gallerío: discreto. La cosa va de country lo-fi, de producciones sencillas que llegan al corazón y se hacen un huequecito sin estridencias. Si salen gallos es porque no se sabe cantar mejor. Ni puta la falta que hace.

Dove vai, mio gallo: pues no muy lejos, aparte de ser descubierto mediante la inclusión de alguna canción suya en cortinillas de cadenas privadas o anuncios de coches. Es lo que tiene ser un héroe de la independencia. Bueno, siempre le quedará al suizo la posibilidad de entrar en el top list de barbudos con morbo de miss Farrah.

———————————————————————–

En otro orden de cosas, ¿no odian ustedes las bodas y despedidas de soltero?. Servidor sí. Cuando hacen ilusión tira que te va, pero cuando no me hacen gracia hacen que me plantee muy seriamente la posibilidad de someterme a algún tipo de cirugía innecesariamente invasiva o dejarme atropellar por cuarta vez (hobby que hace mucho que no practico).

Si se mezclan la desgana con el sentido del deber el resultado sólo puede ser catastrófico.

Ganas tengo de que llegue.

O algo.

Número de familiares en el extranjero: 1. Santy está en España. A efectos prácticos, como si estuviera en Marte.

…algo tiene en la garganta (2) – Matt Bellamy

SEMANA TEMÁTICA: “…algo tiene en la garganta” (2)

Hoy, Matthew Bellamy.

Algo de background: hace mucho que no paso por la FNAC, mi hasta hace poco segundo hogar. Cuando vivía en el centro en lugar de en un descampado solía pasar los ratos escuchando las novedades y dando por saco a los de la sección de pequeña electrónica y sonido. Un día vi que tenían un disco de un grupo que no conocía con una portada bien fea. Lo escuché. Eché dos copias a la cesta, una para mi y otra para Pili.

Un disco: “Origin Of Simmetry”, el disco que me enganchó a esta buena gente y que me ha hecho las cosas un poco más fáciles a la hora de decidir qué discos te llevas tú y cuáles me quedo yo. Mi ducha se lo conoce de arriba a abajo (y sí, “Black Holes And Revelations” no es tan malo como creí en su momento, a pesar de que “Invincible” me sigue recordando a “Everybody’s Changing” de Keane)

Grado de gallerío: a tutiplén. Muse son barrocos y eso se nota en la cantidad de efectitos, waka-wakas y el histrionismo de Matt. No molesta, no obstante, no son del todo gratuitos y les da ese toque de intensidad y épica marca de la casa.

Dove vai, mio gallo: a donde ellos quieran hasta que se empiecen a aburrir. El virtuoso y poliinstrumentista Bellamy y sus compinches (WOLSTEN HOME!!!) pueden gustarte o no, pero sin duda tienen el mejor directo que se pueda ver hoy en día en este puto planeta. Técnicamente (sólo técnicamente) los he visto dos veces, y no creo que me cansara de hacerlo nunca. Grandes…

———————————————————————–

En otro orden de cosas, es de dominio público que me presento a las opos para profesor de secundaria, especialidad inglés. Lo que no es tan público es que las he pasado bastante putas para inscribirme. Una imprudencia por mi parte (no apuntarme mi clave personal en un papel) y un fallo garrafal del sistema (no te envían la clave personal a tu mail) hicieron que casi no pudiera hacerlo. Pero me dieron una anécdota cojonuda.

Después de ir de punta a punta de la ciudad toda una mañana consiguiendo papeles el último día del plazo de inscripción, llego a eso de las cuatro de la tarde a la DGA con la vana esperanza de que me recojan la solicitud, pero por dos segundos llego después que un señor.

El señor en cuestión, varón de unos 60 y pico años y con evidentes síntomas de ebriedad, le dice a la solícita funcionaria que quiere una ventanilla única. La solícita funcionaria le dice que está en una. El señor mira en derredor, contrariado al no ver ventana alguna sino una mesa, pero insiste en que quiere una ventanilla única. La solícita funcionaria le dice que está en una. El señor le dice que yo le estoy poniendo nervioso, se gira y me señala con el dedo. La funcionaria pasa de modo “solícito” a modo “confuso”. El señor le dice que le estoy siguiendo y que le atosigo y que le estoy poniendo nervioso. Yo, a mis buenos tres metros de distancia, intercambio miradas confusas con la funcionaria. La confusa funcionaria le dice que yo he entrado después porque es un sitio público y que estoy a la suficiente distancia para que no deba estar nervioso. El señor pregunta que si eso es información. La confusa funcionaria responde afirmativemente. El señor procede a sacarse del bolsillo una piedra vulgar y corriente y le dice a la confusa funcionaria que quiere que le informen de por qué esa piedra no arde. La funcionaria pasa de modo “confuso” a modo “flipo pepinillos”. El señor le dice que ha intentado hacer arder esa piedra y que no hay manera y que quiere que le informen de por qué, que tiene unos campos y que viene de Francia y que si no le contestan es porque le quieren marear. La funcionaria pasa de modo olímpico del señor y vuelve al modo “solícito”, informándole puntualmente de cómo y cuándo contactar con el departamento de geología de la DGA. El señor queda medio satisfecho y se va.

Me acerco al mostrador y, en un momento de solidaridad y aprecio por la solícita funcionaria le digo “hay que ver lo duro que es trabajar de cara al público a veces, ¿verdad?”, mientras le tiro con el casco un florero que adorna el mostrador…

África, dos segundos pueden marcar la diferencia.

Número de familiares en el extranjero: 1. Tendrás un paquete de S. Chen de aquí a doce días laborales. Me lo dice el tres de bastos.